Lifting (estiramiento) facial

Cirugía para la corrección de los pliegues y arrugas provocados por el envejecimiento en toda la cara y cuello, así como para eliminar el exceso de grasa submental (“papada”).

No es una cirugía que pueda cambiar el aspecto o textura de la piel, por lo que para ello se precisan tratamientos complementarios (Resurfacing con Láser o Peelings químicos, Plasma, etc).

Lo ideal es realizar un Lifting submuscular profundo, que no sólo estira la piel sino que, mucho más importante, recoloca en su sitio los tejidos profundos  (músculos, grasa) descolgados antes de tensar la piel sobre ellos, aunque en pacientes seleccionados también puede hacerse una cirugía más superficial tratando sólo la piel (Lifting subcutáneo).

Se realiza bajo Anestesia Local y Sedación o con Anestesia General, en ambos casos con un día de estancia en clínica. El postoperatorio es indoloro y se puede reanudar una vida normal en dos o tres semanas, siendo indetectables las cicatrices resultantes.  

Para ver las preguntas más frecuentes sobre esta intervención pinche aquí.

Liposucción en bipedestación

 

Llamamos así a la Liposucción durante la cual hacemos parte de la aspiración de grasa con el paciente de pie. En mi opinión es la única forma de conseguir consistentemente resultados excelentes, ya que es la mejor manera de valorar la grasa que queda en la zona que estamos tratando.

Con el paciente siempre tumbado esa precisión es imposible, ya que los tejidos “caen” de forma distinta, y lo que tumbado puede tener un aspecto satisfactorio puede resultar mediocre con el paciente de pie. De esta forma podemos evitar la aparición de surcos, “hoyos”, descolgamientos de piel...

Llevo practicando y refinando esta intervención desde 1990, y tras muchos cientos de pacientes operados los estándares de seguridad, confort intraoperatorio y calidad del resultado son extremadamente altos.

Tras dibujar de pie las zonas a tratar, el paciente es sedado profundamente durante unos minutos, momento que aprovechamos para infiltrar dichas zonas con un líquido anestésico sin causar ningún dolor, a través de las mismas incisiones de 3 mm que emplearemos para aspirar la grasa (fig. 1)

Una vez infiltrada la anestesia local comenzamos la aspiración de grasa con el paciente tumbado pero ya despierto (de forma totalmente indolora), utilizando siempre cánulas finas y aspiración manual (figs. 2)

Tras aspirar la mayoría de la grasa, ponemos de pie al paciente y valoramos la grasa que queda en esa zona. El paciente no ve nada desagradable, no siente ninguna molestia y aún está bajo cierto efecto relajante de la sedación, por lo que su confort en este momento es absoluto (fig. 3)

Completamos la liposucción de cada zona con el paciente en bipedestación (fig. 4) hasta que obtenemos el resultado deseado, que en este momento solo está mínimamente enmascarado por cierta inflamación (fig. 5)

Comenzamos de nuevo en el otro lado, siguiendo los mismos pasos (figs. 6 y 7) y tras terminar cerramos cada incisión con un solo punto de sutura (fig. 8). En este momento ya se aprecia una cierta tumefacción de las zonas intervenidas (fig. 9) que se acentuará durante los primeros días tras la intervención. Tras colocar un pequeño vendaje adhesivo, el paciente está listo para abandonar la Clínica por su propio pie.

 

Labioplastia

Cirugía de los genitales externos femeninos, consistente en la corrección del exceso de tamaño de los labios menores, que puede afectar a la paciente tanto desde el punto de vista físico (rozaduras, problemas para la higiene) como psicológico.

Se practica bajo Anestesia local y Sedación de forma ambulatoria, el postoperatorio es indoloro y la paciente puede reanudar su vida habitual, salvo ejercicio físico intenso, a los 4 días de la intervención.

Cirugía postbariátrica

Se denomina así al conjunto de técnicas quirúrgicas de remodelación corporal que podemos emplear tras las grandes pérdidas de peso que se producen después de haberse sometido a una Cirugía bariátrica (reducción de estómago).

Engloban a todas las técnicas de remodelación corporal descritas en los párrafos anteriores, mas algunas que prácticamente sólo se emplean en esta situación, como la Braquioplastia (cirugía de remodelación de los brazos) o el Lifting de la cara interna de los muslos.

Deben practicarse cuando el paciente alcance un peso estable, y suponen un importante estímulo favorable para el mantenimiento a largo plazo de un peso correcto, ya que los resultados que pueden conseguirse permiten cambiar radicalmente el aspecto y por consiguiente la vida diaria de los pacientes.

Corrección de mamas tuberosas

Las tuberosas son mamas que desde el desarrollo presentan una forma anómala, acompañada frecuentemente de asimetrías y poco volumen mamario.

En la mayoría de las ocasiones no deben operarse con técnicas convencionales de aumento mamario o mastopexia, sino que requieren de técnicas específicas para conseguir de forma consistente excelentes resultados.

Se operan siempre bajo Anestesia General aunque normalmente la paciente no necesita pasar la noche en la Clínica. El postoperatorio es actualmente indoloro incluso colocando prótesis mamarias submusculares y la paciente puede reanudar una vida laboral normal, salvo que su trabajo sea físicamente muy exigente, a los 4 ó 5 días de la intervención.

Para ver las preguntas más frecuentes sobre ésta intervención pinche aquí.