Mamoplastia de aumento

Consiste en el aumento del volumen y mejora de la forma de la mama mediante la implantación de prótesis de silicona, a través de una incisión que cicatriza de forma prácticamente indetectable.

Las prótesis se deben colocar siempre en posición retromuscular (por detrás de la glándula mamaria y del músculo pectoral mayor), lo que disminuye mucho el porcentaje de complicaciones y mejora el resultado estético.

Es una intervención adecuada para mamas con menor volumen del deseado pero que no estén excesivamente descolgadas. En ese caso habría que combinar la cirugía de aumento con una técnica de Mastopexia (elevación mamaria).

Se opera siempre bajo Anestesia General aunque en la gran mayoría de los casos la paciente no necesita pasar la noche en la Clínica. El postoperatorio es actualmente indoloro incluso colocando prótesis mamarias submusculares y la paciente puede reanudar una vida laboral normal, salvo que su trabajo sea físicamente muy exigente, a los 4 o 5 días de la intervención.

Para ver las preguntas más frecuentes sobre ésta intervención pinche aquí.

Para saber más sobre los implantes de mama: